¿Cómo saber si tu dieta es ÁCIDA o NECESITA UN BALANCE?

Seguramente te has hecho está pregunta por lo menos alguna vez en tu vida o quizás es la primera vez. Hoy queremos apoyarte a contestar esta importante pregunta.

 

Existen 3 aspectos base que debemos tomar en cuenta para lograr obtener un equilibrio ácido-alcalino en nuestro cuerpo.

 

  • Todos los alimentos cuentan con un pH (escala numérica que mide el nivel de acidez o alcalinidad del alimento o bebida, dicha escala va de 0 a 14, donde 0 es indicador de máxima acidez, por su parte 14 es el opuesto, base. El punto intermedio es el 7, como su nombre lo indica es lo neutral).
  • Aunque los alimentos tienen un pH, su importancia radica en su clasificación como ácidos o alcalinos de acuerdo al efecto que tienen en el organismo humano después de la digestión. Es por esta razón que el sabor que tienen no es un indicador del pH que generan en nuestro organismo una vez consumidos.
  • Tu metabolismo juega un rol determinante. Por ejemplo, ciertas frutas contienen ácidos orgánicos, como el tomate y los cítricos, a pesar de que normalmente crean un efecto alcalino, en algunas personas pueden dejar residuos ácidos. Esto sucede sobre todo cuando las personas tienen poca acidez en el estómago o cuando tienen mal funcionamiento de la tiroides.   

 

Recuerda que nuestro cuerpo siempre va a necesitar un balance entre los alimentos ácidos y alcalinos, ya que para que nuestras células y metabolismo trabajen de una forma correcta y apropiada, su pH debe ser ligeramente alcalino.

 

 

Para poder evaluar si tu dieta es ácida basta con hacer un análisis en los alimentos que acostumbras consumir diariamente.

 

 

Si tu dieta es alta en grasas, azucares, refrescos, lácteos, quesos, embutidos, alimentos enlatados, comida rápida, alimentos industrializados y cereales refinados (pan dulce, papas fritas, cereales azucarados, frituras, garnachas); baja en verduras, frutas, pescados y agua, puedes estar seguro de que tu dieta es mayormente ácida y necesita un balance; pues este tipo de dietas van dejando residuos ácidos en nuestro cuerpo que más tarde se traducen en estreñimiento, cansancio crónico, bajo rendimiento, etc.

 

 

Si identificas que tu dieta es mayormente ácida es hora de que busques como balancearla, es necesario que incluyas verdura, ciertas frutas y bastante agua, sobre todo en esta temporada de calor; para ello te proporcionamos a continuación una lista con la clasificación del pH de algunos alimentos de acuerdo al efecto que tienen en el organismo, tomando en cuenta los 3 puntos que describimos al inicio de la nota.

 

A  Alimentos alcalinizantes: Sandía, manzana, naranja, piña, pasas, tomate, coco fresco, brócoli, zanahorias, col, coliflor, berenjena, hongos, huevo, queso cottage, pechuga de pollo, tofu, vinagre de manzana, jugo fresco de frutas, jugo de verdura, agua mineral, lecitina, ají, canela, curry, jengibre, mostaza, sal de mar, todas las hierbas.

 

B  Alimentos acidificantes: Jugos procesados de frutas, ciruela pasa, arándanos, papa sin piel, chocolate, chícharo, frijoles, maíz, avena, centeno, arroz, quesos, maní, mantequilla, nueces de Brasil, tahini, nuez de la india, carne de res, carne de cerdo, cerveza, vino, alcoholes fuertes, sopa de pasta, edulcorantes, medicinas.  

 

 

Para lograr el equilibrio que tu cuerpo necesita, no olvides hidratarte con agua Alcalina diariamente.

 

 

Nuestra Agua alcalina Genius, es un buen aliado para balancear el pH dentro de tú cuerpo, además de su poder enriquecedor con vitaminas y minerales dentro de nanopartículas que llenarán tu cuerpo de Bienestar

 

“Bebe Genius, Toma Vida”

 


Bibliografía:
Vasey-Christopher, La importancia de equilibrio ácido-bàsico. Ed. EDAF, 72 pp.
Readson-Joseph, PH y los alimentos, North Carolina Departament of Agriculture and Consimer Services, Food and Drug Protection Division.