JET LAG

El término “jet lag” describe una serie de síntomas físicos y psicológicos asociados con el cruce rápido de múltiples husos horarios (meridianos).

 Los síntomas vienen determinados por el trastorno del ritmo circadiano y la alteración del ciclo de sueño y vigilia.

 El ritmo circadiano no es de 24 horas exactas, de manera que en condiciones normales y estables el reloj endógeno del individuo está siendo reajustado por estímulos del entorno diario. La exposición a la luz, sobre todo la luz brillante y los actos sociales, son importantes tanto en la regulación del ciclo como en el ajuste rápido por el cambio de la zona horaria.

¿Cuánto dura?

 Se mpezará a sentir mejor en unos días –normalmente, entre dos y seis días, pero puede llegar a prolongarse hasta catorce si ha viajado a un país lejano.

 Cada reloj biológico de cada organismo se adapta a un ritmo diferente. así que, por ejemplo, es probable que la digestión vuelva a sus cauces normales rápidamente pero que siga teniendo problemas para conciliar el sueño.

 ¿Cómo puedo prevenirlo? 

Existen diversas circunstancias que empeoran el llamado “jet lag”. entre ellas, se incluyen:

 -Fatiga:

 Se debe descansar tanto como se pueda antes del viaje, además de hacerlo en el vuelo.

 -Alcohol:

 Aunque le puede ayudar a quedarse dormido, el alcohol daña la calidad del sueño y le producirá una resaca que hará que empeoren los efectos del “Jet Lag”, así que si bebe alcohol antes del vuelo, tómelo en pequeñas cantidades.

 -Cafeína:

 Puede dificultar el sueño. Tome la cantidad que suele beber habitualmente, y no beba ninguna bebida con cafeína unas cuantas horas antes de acostarse.

 Si se encuentra cansado cuando necesita estar activo, la cafeína le puede ayudar de forma temporal a mejorar. Sin embargo, no beba grandes cantidades de café en las horas antes de acostarse.

Si sufre problemas de sueño, consulte con su médico antes de viajar.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados