La falta de ejercicio y agua TE PUEDEN ENFERMAR

¿Sabes por qué sudamos cuando hacemos deporte o hace mucho calor?

 

Distribuidas en todo el cuerpo humano, las diminutas glándulas sudoríparas se encuentran en la capa profunda de la piel. Tienen forma de tubos enrollados que desembocan en los poros de la dermis y son el mecanismo de refrigeración natural que tiene el organismo para reducir la temperatura corporal a través de emanación de sudor.

El sudor es una reacción natural del cuerpo humano que busca eliminar el exceso de calor para mantener la temperatura corporal en 37 grados. Cuando hacemos ejercicio o estamos en un lugar donde la temperatura ambiental es elevada, nuestro organismo busca evaporar agua por las glándulas de la piel para tratar de refrescarnos.

Si el cuerpo pierde mucho líquido a través del sudor se dice que se sufre de una deshidratación. Según el European Hydration Institute la deshidratación puede ser

 

  • leve, representada por una pérdida de entre el 1 y el 3% del peso corporal;
  • moderada entre el 3% y el 10% del peso corporal; y
  • grave con más del 10% de la pérdida del peso corporal.

 

El sudor está compuesto por 99% de agua y en cantidades menores pero muy importantes, el sudor desecha nutrimentos como sodio, cloro, potasio, magnesio, calcio, hierro, cobre y cinc.

Dependiendo de la intensidad de la deshidratación que se sufra, el cuerpo manifiesta síntomas como: sequedad nasal y en la lengua, calambres, sensación de confusión y de fatiga, somnolencia, dolor de cabeza, disminución de la atención, mayor riesgo de caídas, piel fría, ausencia de lágrimas al llorar, infección del tracto urinario, formación de cálculos renales, problemas dentales, trastornos broncopulmonares y estreñimiento.

 

Cuando haces ejercicio en forma sostenida durante una hora o más, tu cuerpo pierde más agua que la que puede producir y si no la repones antes, durante y después de su práctica, te deshidratas.

 

Algunos consejos para evitar deshidratarte mientras practicas ejercicio son:

 

  1. Antes de realizar alguna actividad física prepara a tu cuerpo para dar su mayor esfuerzo bebiendo medio litro de agua. Si la prueba especialmente dura, es recomendable comenzar con el proceso de hidratación incluso dos días antes de realizarla.
  2. Durante el ejercicio bebe cada 20 minutos al menos 200 ml de agua que aporten elementos necesarios para el cuerpo y que se pierden con el sudor.
  3. Después de tu rutina física continúa con la ingesta de líquido hasta una hora posterior a tu práctica.


El mejor aliado para evitar la deshidratación de tu organismo es Agua Genius, el agua alcalina enriquecida con
nanonutrientes que llevan vitaminas y minerales como sodio, potasio, cloro, calcio, cobre, fósforo, oxígeno a todo el cuerpo optimizando sus funciones celulares.

 

Agua Genius son trillones de nanonutrientes para llenar tu cuerpo y tu mente de vida

 

 

 


 

Fuente: European Hydration Institute