¿Necesitas MÁS ENERGÍA en el GYM? Alimentos protéicos

¿No te ha pasado que hay días en los que lo das todo en tus entrenamientos y rutinas en el gimnasio pero cada vez te cuesta más conseguir mejores resultados? Quizá lo que necesitas son nuevas estrategias para mejorar tus marcas, y ésta se inicia con un cambio en tu dieta.

 

El gimnasio es el campo de batalla donde nuestra voluntad, capacidad para el esfuerzo y perseverancia se miden todos los días. Rutinas, dietas, ejercicios, series y repeticiones son puestas a prueba para dar lo mejor de nosotros mismos, y al mismo tiempo para revelar que lo que haces con tu cuerpo antes de cada entrenamiento tiene un impacto poderoso en tu rendimiento.

El ejercicio diario tiene que cumplir con una función más que sólo ayudarte a quemar grasa o construir músculos, también debe ayudarte a aumentar tu rendimiento físico diario y fortalecer todos tus movimientos. En muchos casos cuando acudimos a entrenar no sabemos a ciencia cierta cuál es el orden que debemos seguir con los ejercicios que vamos a realizar, y normalmente comenzamos con los ejercicios más fáciles y dejamos para el final los más complejos.

Esto realmente no es la mejor opción, pues es justo cuando iniciamos nuestra rutina que tenemos toda la energía y los músculos están cargados de glucógeno, la forma directa de donde el organismo obtiene la energía que necesita para que los músculos puedan levantar el peso y activarse, esto previo calentamiento muscular.

A medida que seguimos entrenando y quemando las reservas de glucógeno el organismo obtiene la energía de las reservas de grasa, este es un proceso mucho más lento por lo que la energía que se recibe de esta forma es mucho menor. Esta es la principal razón por la cual debemos aprovechar al máximo las reservas de energía del organismo, e incidir de mejor manera sobre los músculos.

 

 

Existen cuatro pilares del gimnasio: ejercicio, dieta, descanso y suplementación.

 

 

El ejercicio, si es anaeróbico (ejercicios con pesas) debe realizarse en forma estricta, es decir, de manera correcta, con la postura adecuada y con el movimiento preciso.

La dieta proporciona energía para llevar a cabo las actividades del gimnasio, y ayuda a perder peso si se trata de una dieta hipocalórica al apoyarse mutuamente con la actividad física.

El descanso es esencial para reponer fuerzas y evitar el sobreentrenamiento; y

La suplementación supervisada por un médico o un nutriólogo, perfecciona el nivel de rendimiento y asegura que el cuerpo no carezca de los nutrientes necesarios para el desarrollo y la tonificación musculares.

Sin embargo, y más allá de seguir una dieta suministrada por un nutriólogo, hay alimentos que definitivamente debemos considerar comer antes o después de una sesión agotadora de ejercicios, ya que no sólo nos aportarán una energía que recargará nuestro organismo, sino que pueden generarnos un buen estado de ánimo, tal es el caso de los alimentos proteicos o ricos en proteínas.

 

Las proteínas tienen muchas funciones y no sólo la de desarrollar masa muscular, por ejemplo, forman parte de innumerables estructuras de nuestro cuerpo como la queratina del pelo y uñas, el colágeno en la piel, huesos, tendones y cartílagos, la elastina en los ligamentos; además las enzimas digestivas y algunos neurotransmisores son proteínas que cumplen una función reguladora; también ayudan en la defensa y coagulación del cuerpo a través de las inmunoglobulinas, proteínas con acción anticuerpo, la protrombina y el fibrinógeno son imprescindibles en el proceso de coagulación.

Algunas proteínas como las apoproteínas en el plasma sanguíneo transportan los lípidos, la albúmina transporta ácidos grasos libres, y la hemoglobina es la proteína presente en los glóbulos rojos, encargada de la captación del oxígeno.

 

 

Como ves, la presencia de proteínas en nuestra alimentación diaria es indispensable. Aquí te compartimos cinco alimentos ricos en proteínas que mejorarán tu rendimiento en el gimnasio y en tu vida diaria:

 

1 Carnes blancas. La más saludable de todas las carnes puesto que apenas contiene grasa ni colesterol. Son ricas en vitamina A y B, las cuales son imprescindibles para la correcta metabolización de los nutrientes contenidos en los alimentos. Ayudan a proteger el organismo de infecciones y son ricas en hierro, fósforo, magnesio, potasio y zinc. El pavo y el pollo son las fuentes más conocidas de este tipo de carne, las cuales poseen hasta 25g de proteínas por cada 100 g, misma cifra que alcanza la carne de cerdo. Por ello, suele recomendarse tanto para personas a dieta para perder peso como para quienes desean mejorar su tono muscular.

 

2 Carnes rojas. Contiene grandes dosis de hierro, yodo, zinc, manganeso, selenio y vitaminas A y B. Su principal inconveniente puede ser su alto contenido en grasa, la cual dependerá de nuestros requerimientos calóricos diarios. El porcentaje de proteínas aproximado que posee este tipo de carne es de un 21%.

3 Pescado. Imprescindible en cualquier dieta equilibrada que se precie. Además de poseer vitaminas A y D e infinidad de minerales, los llamados pescados azules (sardinas, salmón, o atún) son muy ricos en ácidos grasos esenciales Omega-3, los cuales regulan de forma muy efectiva la presión arterial. Cada 100 g de pescado, ya sea blanco o azul, contiene una media de 25g de proteínas, siendo en el caso de pescado blanco, prácticamente sin grasas.

 

 

4 Cereales. Poseen proteínas, carbohidratos, y ácidos grasos. En este sentido, el arroz, el maíz o la avena, por ejemplo, suelen aportar entre 2 y 3g de proteínas por cada ración de 100g. Si un almuerzo, desayuno o cena contiene un 75% de cereales y se combina con un 25% de legumbres se aportarán todos los aminoácidos que necesite el organismo sin necesidad de recurrir al consumo de carne.

5 Legumbres. La soja es la estrella que aporta 37g de proteínas por cada ración de 100g, es decir, más que la carne de pollo, de cerdo o de ternera. Además, contiene todos los aminoácidos esenciales a excepción de la metionina, la cual se puede obtener de los cereales fácilmente. Por su parte, las lentejas (23,5%), los guisantes (23%) y los garbanzos y judías blancas (19%) también son excelentes fuentes de proteínas.

 

 

 

 

Agua Genius, el agua alcalina que mejora tu rendimiento todos los días, quiere estar contigo en el camino a mejorar tu salud y el correcto funcionamiento de tu organismo, evitando enfermedades, incrementando tu calidad de vida y energía, y renovando tu visión sobre la más alta tecnología en innovación de alimentos, INSCRÍBETE EN NUESTRO BOLETÍN QUINCENAL y compartiremos contigo más soluciones de bienestar y salud.