¡No sé dónde dejé las llaves! PROBLEMAS de memoria

Tres hermanas de 96, 94 y 92 años de edad vivían en su casa juntas. Una noche, la mujer de 96  comienza a llenar la tina para darse un baño, al momento de poner un pie dentro de la tina hace una pausa y le grita a sus hermanas: “¿Alguien sabe si me estaba metiendo a tomar un baño o estaba saliendo de bañarme?”, su hermana de 94 que estaba en la planta baja le responde: “No sé, déjame subir para ayudarte”. Cuando empieza a subir las escaleras titubea y grita: “¿Estaba yo subiendo las escaleras o las estaba bajando?”.
La hermana menor de 92 años se encontraba sentada en la cocina tomando una taza de té cuando escucha a sus hermanas, ella mueve su cabeza y piensa “Espero nunca ser así de olvidadiza, toco madera para que eso no me suceda” al mismo tiempo que toca tres veces sobre la mesa y les responde: “Ahora las ayudo, sólo voy a ver quién está tocando la puerta”.

 

Esta cómica anécdota nos recuerda que todos en algún momento de nuestra vida hemos sufrido de mala memoria y desconcentración transitoria, las cuales ocurren por diversos factores como la edad, el cansancio, el uso de ciertos medicamentos como antidepresivos, tranquilizantes y algunos analgésicos; fumar y beber en exceso, el estrés, la falta de sueño, mala alimentación, la deshidratación y la deficiencia de vitaminas B1 y B12, que pueden ocasionar que tengamos olvidos normales diariamente.

Actos como olvidarse dónde hemos colocado las llaves, dejar la tarjeta de crédito en el mostrador de una tienda, no enviar un mensaje a una persona o no recordar el nombre de una calle se consideran olvidos cotidianos, sin embargo, si estos ocurren con una frecuencia mayor a cuatro veces a la semana podrían revelar una problemática más seria como demencia vascular y/o principios de Alzheimer, los cuales requieren atención médica especializada para diagnosticarlas y tratarlas adecuadamente.

Existen muchas técnicas y alimentos que pueden mejorar la concentración, la memoria, la coordinación y los niveles cognitivos a corto plazo, aquí te presentamos 7 alimentos que no pueden faltar en tu dieta diaria para mejorar tu memoria a corto plazo:

 

01

Pastas.

Los carbohidratos complejos proveen al cerebro de glucosa, una fuente de energía fundamental que el cerebro necesita para funcionar correctamente y permitir el funcionamiento cognitivo. Pero cuidado, cuando la ingesta de carbohidratos es mayor a la cantidad requerida por el organismo, ésta tiende a ocasionar un incremento en el peso y sensación de cansancio.
02

Pollo y carnes magras.

Las proteínas son muy importantes para mantener una buena concentración. Cuando la proteína es consumida se libera un aminoácido llamado L-tirosina, que se ocupa de sintetizar la noradrenalina y la dopamina. Ambas son fundamentales para pensar clara y rápidamente.
03

Nueces.

Tienen las propiedades de las proteínas y también las virtudes de las grasas. Por lo que además de ayudarte a concentrar y a responder rápido en tu trabajo y estudio, ayudan a que el cerebro funcione correctamente.
04

Aguacate.

Las grasas saludables son elementales en la dieta ya que ayudan a construir las celdas de las células nerviosas.
05

Salmón.

Este pescado de agua fría es una fuente rica de Omega-3, y entre la gran cantidad de virtudes de estos ácidos grasos, se ha descubierto que llevan al cerebro a su máximo rendimiento. Algunos estudios afirman que alivia los síntomas de la depresión y el trastorno bipolar, y previene la demencia.
06

Sardinas.

Al igual que todos los “pescados azules”, son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3. Pero además contienen otros ácidos: los omega-6 que previenen distintas enfermedades cardiovasculares como las arritmias.
07

Agua Genius Vitality.

Las proteínas son muy importantes para mantener una buena concentración. Cuando la proteína es consumida se libera un aminoácido llamado L-tirosina, que se ocupa de sintetizar la noradrenalina y la dopamina. Ambas son fundamentales para pensar clara y rápidamente.

 

 

 

Ahora que ya lo sabes, combate la mala memoria alimentándote sanamente, descansando lo suficiente y bebiendo Agua Genius, trillones de nanonutrientes llenando tu cuerpo y tu mente de vida.