Pasos para convertirte en una persona FITNESS

Recientemente en México el concepto americano fitness se ha popularizado en gimnasios, dietas y personas amantes al deporte. Muchos creen que esta definición está relacionada principalmente con un tema estético y de moda, que es el cuidado del cuerpo a base de ejercicios ligeros que te permiten adelgazar “rápidamente”; sin embargo;

 

El término fitness es una mezcla entre bienestar y salud física a través del desarrollo de un estilo de vida sano.

 

Una persona fitness es aquella que busca cuidarse de adentro hacia afuera, preocupándose no sólo por mejorar la apariencia y funcionalidad de su cuerpo, sino también de su rostro, espíritu y organismo en general gracias a una alimentación saludable, constancia en la práctica de algún ejercicio, el abandono de vicios perjudiciales para su salud y un descanso suficiente.

Adquirir este estilo de vida no sólo te permitirá lucir un cuerpo atlético, tonificado, fuerte y con poca cantidad de grasa, sino que además tendrás una actitud más enérgica ante la vida, con un espíritu tranquilo, luciendo más joven y lo mejor, con un organismo funcional que te permitirá alcanzar un nivel de salud como pocas veces lo has vivido, libre de enfermedades y afecciones.

Para practicar fitness se requiere de una verdadera convicción y disciplina, pues sus siete principales aspectos se basan en constancia y esfuerzo físico al buscar desarrollar en tu cuerpo una mayor y mejor resistencia cardiovascular y aeróbica, mayor flexibilidad corporal, agilidad, equilibrio, velocidad, fuerza y resistencia muscular localizada, una construcción física tonificada y una buena autoestima.

Para comenzar a desarrollar una vida saludable, la Dra. Samar Yorde, life coach y médico especialista en salud pública y medicina de obesidad, compartió con sus seguidores en redes sociales las claves para tener un cuerpo fuerte y saludable.

 

1 Visita un profesional de la salud. Busca un médico para un chequeo general y descartar enfermedades que puedan llevarte a un aumento de peso, a un nutricionista para que diseñe un plan de alimentación de acuerdo a tus gustos y objetivos, un psicólogo o psiquiatra para que te apoye en el control de la ansiedad y el sueño, y un entrenador físico para que diseñe una rutina especial para ayudarte a lograr los objetivos.

 

2 Come saludable. Una dieta saludable es alta en vegetales, fruta, fibra y baja en grasas saturadas, sal y azúcar. Además, las porciones deben ser controladas. Recuerda que TODO TIENE CALORÍAS MENOS EL AGUA. Limita el consumo de carnes rojas (solo una a dos veces máximo a la semana) y prefiere siempre las carnes blancas y cortes magros.

 

3 No hay alimentos buenos o malos, sino maneras de comerlos. Las papas son saludables, pero existe una gran diferencia si la comes asada al horno con cascara o fritas con aceite y exceso de sal. El éxito está en la buena selección, el control y la mesura.

 

4 Utiliza el método del plato. Divide tu plato en 4 partes: La mitad debe ir ocupada en su totalidad por los vegetales, preferiblemente por ensaladas crudas. Una cuarta parte para las proteínas y la otra cuarta parte para los carbohidratos complejos

 

5 Come suficiente. Nunca te quedes con hambre, pero cuando te sientas satisfecho, para de comer. Engaña tu estómago con agua, consomé desgrasado o un bowl de ensalada fresca con vinagreta, para que así comas menos cantidad del plato principal y te sientas aun satisfecho.

 

6 Come despacio y mastica bien los alimentos. La sensación de hambre suele desaparecer a los 30 minutos después de comenzar a comer, por tanto cuanto más despacio comas, menos calorías ingerirás.

 

7 No debes saltarte ninguna comida. Comer de cinco a seis veces al día te permitirá reducir la ansiedad y perder peso en forma saludable y permanente, por ello se recomienda comer desayuno, merienda matutina, almuerzo, merienda vespertina y cena.

 

8 Toma mucha agua. Entre dos y tres litros como mínimo distribuidos a lo largo del día (8-12 vasos), para mantenerte hidratado y disminuir la ansiedad por comida. Además, beber agua fría acelera el metabolismo.

 

9 Elimina las frituras. Prepara los alimentos a la plancha en sartén de teflón, wok o asados al horno para minimizar la necesidad de aceite. Puedes utilizar aceite vegetal para cocinar y de oliva para agregar a ensaladas (una cucharadita por comida). También puedes utilizar endulzantes naturales sin calorías, como la stevia y dile adiós al azúcar de mesa o redúcelo a su mínima expresión. El exceso de azúcar conduce al sobrepeso, ya que se almacena en forma de grasa.

 

10 Disminuye el consumo de sal. Cuando se come mucha sal, ésta favorece la retención de líquidos y la absorción de glucosa en el intestino, con el consiguiente aumento de peso y volumen corporal, además puede aumentar la presión arterial. El consumo de sal no debe superar los 2.5 – 5 gramos diarios (1/2 a 1 cucharita pequeña).

 

11 Selecciona los alimentos que te encantan pero que no debes comer. Deja un día a la semana para darte el gusto con ese alimento, pero esto solo lo harás cuando hayas perdido al menos el 10 % de tu peso actual, no antes.

 

12 Haz ejercicio 5 veces a la semana. Practicar actividad física de manera regular, combinada con una dieta adecuada es la manera más efectiva no sólo para bajar de peso, sino para mantener el peso con el tiempo. El ejercicio físico te ayudará a quemar calorías, reducir grasa corporal, y disminuir el riesgo de padecer numerosas enfermedades, como la diabetes, cardiopatías, e incluso algunos tipos de cáncer.

 

13 Sigue el PLAN DE EJERCICIOS IDEAL. Este consiste en incluir de 30 a 45 minutos de entrenamiento de fuerza (con pesas), 45 minutos de ejercicio cardiovascular, y de 5 a 10 minutos de ejercicios de flexibilidad. Lo más recomendable es establecer tu rutina con un entrenador capacitado que te lleve de lo más sencillo a lo más demandante de acuerdo con tu condición física inicial, alternando actividades que te produzcan nuevas sensaciones y retos, convirtiendo en algo divertido tu desempeño.

 

 

 

 

Si quieres comenzar a transformar tu cuerpo y mente en pro de tu salud y bienestar, Agua Genius, el agua funcional alcalina te REGALA una guía de nutrición para GANAR músculo, PERDER grasa y TONIFICAR tu cuerpo. Descubre qué tipo de alimentación y actividad física va con tu tipo de cuerpo, sólo tienes que proporcionarnos tu nombre y correo electrónico, y con ayuda de nuestra nutrióloga especializada te haremos llegar la guía de nutrición con alimentos nutritivos que mejoren el funcionamiento de todo tu organismo.

 

 

 

 


Fuente: Artículo “15 Reglas básicas para lograr un cuerpo fitness”, consultado en Informe 21 a través de la liga: http://informe21.com/ejercicio/15-reglas-basicas-para-lograr-un-cuerpo-fitness