PROBLEMAS en los riñones, GUÍA para su cuidado

Sin lugar a dudas cuando hablamos de trabajo en equipo siempre podremos tomar como máxima referencia al cuerpo humano el cual realiza actividades vitales como nutrirse, reproducirse y relacionarse de forma autómata y regulada; cada órgano trabaja en conjunto y en armonía con los demás, y cuando alguno falla, se reestructura, se adapta y continúa laborando para cumplir con el objetivo final: Subsistir.

Esto no significa que el fallo de ese uno no impacte en los demás, muy por el contrario, cuando un órgano no está trabajando de manera adecuada, es decir, si está enfermo, otros miembros adquieren para sí una mayor carga de trabajo desgastándose más rápidamente. Tal es el caso de los riñones, dos socios del tamaño de un puño y con forma de frijol sin los cuales el cuerpo humano no podría sobrevivir ya que mantiene la sangre limpia y químicamente equilibrada.

Asimismo, los riñones cumplen con una función hormonal al liberar tres importantes hormonas: la eritropoyetina, que estimula a la médula ósea para producir glóbulos rojos; la renina, que regula la presión arterial; y el calcitriol, la forma activa de la vitamina D que ayuda a fijar el calcio para los huesos y para el equilibrio químico normal en el cuerpo.

Cada riñón posee un millón de pequeñas estructuras llamadas nefronas, las cuales procesan aproximadamente 190 litros de sangre al día, para eliminar alrededor de dos litros de productos de desecho y de agua en forma de orina.

La mayoría de las enfermedades renales atacan lenta y silenciosamente a las nefronas provocando que los riñones no puedan eliminar las toxinas del cuerpo. Padecimientos como la diabetes y la hipertensión son los principales responsables del desarrollo de insuficiencias renales, aunque factores como infecciones, lesiones, altos niveles de colesterol, la obesidad e inclusive la automedicación alteran y perjudican la función renal.

 

De acuerdo con el estudio Epidemiología de la Insuficiencia Renal en México, dado a conocer por la Secretaría de Salud en el 2010[1], cada año se registran al menos 40 mil nuevos casos de insuficiencia renal en el país, la mayoría de los cuales no obtuvieron una detección oportuna.

 

Para evitar patologías renales que puedan terminar en procedimientos médicos como diálisis, hemodiálisis o la necesidad de un trasplante de riñón, es muy importante brindarles ciertos cuidados a través de algunos cambios de hábitos en nuestro día a día. Por ejemplo:

 

01_controlSangre
Realiza con regularidad un control de sangre y orina si padeces diabetes, hipertensión arterial, obesidad o si algún miembro de tu familia padecen una enfermedad renal, esto con el fin de monitorear tu presión arterial y niveles de azúcar en la sangre los cuales incrementan los daños renales.
02_Dieta
Mantén una dieta saludable, rica en vegetales y frutas.
03_grasas
Modera el consumo de sal y grasas.
04_alcohol
Limita la ingesta de alcohol.
05_fumar
Evita fumar. El tabaquismo altera la vasculatura renal y aumenta el riesgo de padecer dislipidemia y cáncer de riñón.
06_farmacos
No utilices fármacos antiinflamatorios por largos períodos de tiempo, ni te automediques.
07_bebidas
Dile no a las bebidas energéticas y a los refrescos.
08_bano
No prolongues tus idas al baño.
09_genius
Bebe diariamente suficiente agua para ayudar a tu organismo a eliminar el exceso de sodio.

 

En tu camino para mantener sanos a tus riñones está el Agua funcional Genius, que gracias a sus miles de nanopartículas con minerales y aminoácidos activarán las defensas naturales de tu cuerpo ayudando a los riñones a eliminar las sustancias tóxicas del organismo, mejorando su función depuradora, disminuyendo la formación de cálculos renales y proporcionando los nutrimentos necesarios para que las células renales complementen su proceso de nutrición.

 

 

 

Agua GENIUS es la forma más saludable de hidratarnos

renovando nuestro cuerpo y mente.

 


 

[1] Artículo en línea “La Insuficiencia Renal: Un grave problema de Salud Pública en México”, abril de 2016, http://www.renalis.com.mx/la-insuficiencia-renal-en-mexico/