Sin categoría

SENDERISMO el deporte y turismo juntos

Todos hemos caído en la tentación de ir y buscar una nueva aventura o simplemente conectarse con la naturaleza. Que mejor que viviendo nuevas experiencias aportando a nuestra salud moviéndote entre piedras y aire fresco. Es decir, caminatas que se realizan principalmente por senderos y caminos. El grado de dificultad no suele ser alto. Es una mezcla de actividad deportiva y turística, que se desarrolla principalmente en entornos naturales. El senderismo es un deporte en la naturaleza que por su sencillez, ausencia de riesgo y bajo coste económico es una actividad muy adecuada para amplios segmentos de la población.

Tradicionalmente esta actividad era realizada por los Centros Excursionistas, pero hoy en día, gracias a los senderos señalizados, es posible realizar todo tipo de caminatas de cualquier nivel y en cualquier destino, tanto por cuenta propia como organizado por empresas de guías o interpretativos del medio natural.

Como actividad deportiva hay que señalar que no es un deporte de competición, sino mas bien un estilo de vida saludable. Lo puede practicar todo el mundo, siempre adaptándose al estado de salud de cada persona. En cada ruta o actividad suele indicarse el nivel medio y además el nivel de ‘esfuerzo’ (relacionado con el desnivel acumulado y los kilómetros del recorrido) y el de ‘dificultad’ (relacionado con el tipo de sendero).

-Equipamiento

Conviene ir equipado con un calzado cómodo, de suela dura. La ropa ideal sea por capas y no olvidarse de llevar comida y bebida (1 litro y medio de agua por día). Los bastones, aunque no imprescindibles, permiten descargar las rodillas.

-¿Qué alimentos meter en la mochila?

Tenemos qué pensar cómo es de larga la ruta, pero los alimentos básicos que no deben faltar son el agua y los alimentos no perecederos.

-En rutas cortas :

  • Fruta: es un gran aporte de hidratos de carbono de absorción rápida.
  • Frutos secos, porque nos aportan grasas y una pequeña proporción de proteínas vegetales.

En rutas medias :

  • Fruta disecada, compota y frutos secos.
  • Sándwich de pan blanco con algo de proteína : queso fresco desnatado, pavo /pollo y se puede incorporar algo de tomate.
  • Chocolate , que nos puede ayudar a dar un pequeño empujón en un día un poco más exigente ya que contiene en su composición una sustancia parecida a la cafeína.
  • Bebida isotónica.

-En rutas largas:

  • Para desayunar, una alta ingesta de hidratos de carbono complejos para tener la energia necesaria.
  • Leche en polvo, café soluble o té.
  • Dátiles, higos secos o dulce de membrillo.
  • Embutidos para suplir la carne y darle proteína a nuestra dieta.
  • Arroz blanco preparado sin condimentos.
  • Pasta preparada sin salsa.
  • Sopas de sobres, perfectas para recuperar la energía y calentar el cuerpo cuando la temperatura baja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *