Tus amigos o colegas sufren del ¡Mal del puerco! Entonces tienen que leer esto

Si alguna vez has sufrido sensación de pesadez, sueño y ganas de no realizar ninguna actividad luego de comer, es porque estás siendo afectado por la llamada marea alcalina, mejor conocida entre los mexicanos como “mal del puerco“.

 

 

Esta baja energética es resultado de la actividad del sistema nervioso parasimpático, ocasionada por un exceso en la producción de bicarbonato en la sangre, y puede durar de cinco minutos hasta dos horas afectando la actividad laboral.

 

 

De acuerdo con la especialista en Nutrición, Virginia Carmona Lara, cuando ingerimos alimentos, el estómago produce ácido clorhídrico que, a su vez, necesita la producción de bicarbonato para compensar esta producción. Pero para que se produzca el bicarbonato tiene que haber un intercambio de electrolitos de la sangre a las células del estómago y este exceso, que pasa a la sangre, es lo que se conoce como marea alcalina, la cual le resta sangre a los demás órganos, como el cerebro, incrementando la sensación de sueño, creando pensamientos aletargados y reduciendo nuestra capacidad de concentración y memoria.

 

Para contrarrestar esta reacción bioquímica y mejorar el desempeño de tu mente y memoria, el secreto es tener una vida sana a través de nuestra alimentación.

El cerebro, al igual que cualquier otro órgano, envejece con el paso de los años y pierde capacidades mentales, reduciendo la memoria y esforzándose más para concentrarse, resolver problemas y tomar decisiones. Sin embargo, controlando nuestra dieta y los alimentos que consumimos de forma habitual es posible no perder la memoria y agilizar nuestra mente, previniendo así el deterioro mental.

Un exceso de las llamadas grasas malas o saturadas perjudica a nuestras neuronas y daña especialmente al hipotálamo que regula la sensación de hambre, de sueño y las emociones. Esto se traduce en una menor capacidad para memorizar cosas, más dificultad para aprender nuevos conceptos y tener una falsa sensación de hambre continua.

Por ello debemos tener cuidado con determinados alimentos grasos como por ejemplo las carnes, alimentos precocinados, grandes cantidades de harinas y carbohidratos, y el pescado, ya sea blanco o azul, procurando desechar la piel ya que en ella se acumula más cantidad de grasas saturadas.

 


Para agilizar tu mente y mejorar tu memoria, te compartimos 8 tips que fortalecerán a tu cerebro y su funcionamiento.

 

1  Ejercita tu cerebro. Las actividades mentalmente estimulantes fortalecen nuestra estructura cognitiva y pueden reducir el riesgo de padecer Alzheimer, te recomendamos los rompecabezas, crucigramas y sudokus.

2  Aprende un segundo idioma. Hay evidencias físicas de que el bilingüismo retrasa la aparición de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

3  Mantén una buena actividad social. Si quieres mantener tu cerebro sano visita a los amigos y asiste a eventos sociales; la actividad social frecuente puede ayudar a prevenir o retrasar el deterioro cognitivo en la vejez.

4  Practica ejercicio. El ejercicio hace que las células nerviosas se multipliquen y fortalezcan sus interconexiones, aumenta las mitocondrias, orgánulos que generan energía dentro de cada célula, lo que ayuda a que el cerebro funcione más rápido y eficientemente.

5  Incrementa tu ingesta de grasas Omega-3.  Aproximadamente el 60 por ciento del cerebro está compuesto de grasas, 25 por ciento de las cuales son DHA. Este ingrediente está presente en el pescado, hígado y aceite de krill. Cuando la ingesta no es suficiente, se relaciona con la pérdida de memoria y el Alzheimer.

6  Duerme lo suficiente. El sueño no sólo es esencial para la regeneración de tu cuerpo físico, también es imprescindible para alcanzar nuevos conocimientos mentales y ser capaz de ver nuevas soluciones creativas para viejos problemas. Una siesta de mediodía restaura la capacidad intelectual.

7  Prueba el aceite de coco. El cerebro utiliza la glucosa como combustible para convertirla en energía, si el cerebro disminuye su producción de insulina, literalmente comienza a morir de hambre, lo que lleva a un funcionamiento deteriorado y la eventual pérdida de memoria, habla, movimiento y personalidad. Dos cucharadas de aceite de coco son una excelente medida preventiva.

8  Incrementa tu ingesta de Vitamina D. Ya que estimula el crecimiento nervioso en el cerebro, hipocampo y cerebelo, áreas involucradas en la planificación, el procesamiento de la información y la formación de nuevos recuerdos. Una exposición solar adecuada es una fuente adicional de vitamina D, de no ser posible se puede tomar algún suplemento de esta vitamina.

9  Que no te falte vitamina B12. Su deficiencia deteriora la salud del cerebro causando atrofia cerebral. Esta vitamina está disponible en alimentos de origen animal como mariscos, carne de res, pollo, cerdo, leche y huevos. Si no consumes suficiente cantidad de estos productos de origen animal, la administración de suplementos de vitamina B12 es una buena opción.

 


 

 

 

Agua Genius, es tu aliado contra el famoso “mal del puerco” ya que su agua alcalina mejora tu rendimiento todos los días, mejora tu salud y el correcto funcionamiento de tu organismo, evitando enfermedades, incrementando tu calidad de vida y energía. Si quieres renovar tu visión sobre la más alta tecnología en innovación de alimentos, déjanos tu correo electrónico y compartiremos contigo más soluciones de bienestar y salud.

 

 

 


 

Fuente: Nota periodística “¿Por qué da el ‘mal del puerco’?” del periódico El Universal, consultado el 27 de junio de 2017 en http://archivo.eluniversal.com.mx/ciencia/2015/mal-puerco-101031.html