Una dieta saludable también puede PONERTE EN RIESGO (la verdad sobre el PESCADO CRUDO en alimentos como sushi)

A la hora de la comida existen muchos métodos, técnicas y recomendaciones que especialistas y amantes de la cocina hacen para preservar el sabor y los nutrimentos de los alimentos que preparamos.

 

 

La dieta crudívora, por ejemplo, elimina toda posibilidad de cocinar.

En ella, ningún alimento debe ser calentado arriba de 40 °C, pero sí se permite deshidratarlos o fermentarlos, y fundamenta que el calor disminuye los nutrientes y hace a los alimentos menos digeribles o más tóxicos al eliminar su energía vital, de ahí la necesidad de comerlos crudos o semicrudos. Pero ¿Qué tan saludable es esto?

Es verdad que cierta comida cruda es nutritiva, pero cocinar también ayuda a liberar otras sustancias nutricionales que de otra forma no estarían a nuestro alcance, por ejemplo, cocinar espinacas libera más hierro y calcio, mientras que las sopas están llenas de nutrimentos que no se encuentran en una ensalada de zanahorias, cebollas y papas; y aunque es cierto que el fuego y el calor destruye ciertas enzimas, muchas de ellas también se llegan a perder cuando el ácido del estómago hace su labor de digestión.

Asimismo, muchas de las personas que practican el crudismo en verduras y carnes señalan que comer comida cruda desintoxica el organismo; sin embargo, no existen estudios médicos ni científicos que afirmen la existencia de un solo tipo o forma de comida que puedan eliminar todas las toxinas de la sangre u órganos, lo más que hacen ciertas dietas es no introducir más moléculas dañinas al organismo y auxiliar al hígado y riñones a procesar las toxinas más efectivamente.

Para el caso específico de las carnes (pollo, res, pescado y cerdo) hay quienes gustan de consumirlas a término medio –crujiente y dorada por fuera pero jugosa y rosada por dentro–, e inclusive hay quienes la degustan estilo tártara y hasta “casi viva”, práctica que podría traer más riesgos que beneficios.

De acuerdo con la investigación Antimicrobials in Agriculture and The Environment: Reducing Unecessary Use and Waste (Antimicrobianos en la agricultura y el medioambiente: reducir el uso innececesario y el despilfarro) señala que muchas de las bacterias resistentes a los antibióticos llegan a los humanos por consumir carne que no ha sido cocinada suficientemente.

 

“Comer carne cruda o poco cocinada puede implicar riesgos bacteriológicos para toda la población, tanto para los que tienen el sistema inmunitario débil, como niños o ancianos, como los que lo tienen más desarrollado”, expone Jorge Torelli, consejero del Instituto de Promoción de Carne Vacuna de Argentina (IPCVA).

 

Por eso, además insistir en la higiene a la hora de manipular la carne, recomienda cocerla bien, sobre todo cuando son molidas o procesadas.

Bacterias como la Escherichia coli (E. coli), el protozoo Toxoplasma gondii, relacionada con el desarrollo de la toxoplasmosis (muy peligrosa durante el embarazo), el parásito triquinosis y los microorganismos Campylobacter, Yersinia o Salmonella, producen infecciones graves y pueden ser inmunes a los antibióticos más poderosos.

Entre las carnes que más riesgo pueden implicar para la salud si se comen crudas están:

 

  • el pollo,
  • la carne molida,
  • filetes,
  • bifes,
  • bistecs,
  • chuletas o cortes de vacuno de ese estilo y
  • pavo

 

Aunque recientemente, un reporte publicado en el British Medical Journal Case Reports en 2017 advirtió sobre el riesgo de contraer anisakiasis por comer sushi, una enfermedad causada por larvas de gusanos que se alojan en el pescado crudo.

Según el reporte, médicos portugueses trataron a un hombre de 32 años a causa de dolor estomacal severo, vómito y fiebre, a quien se le realizó una endoscopia luego de haber comido sushi en los últimos días. El resultado del procedimiento reveló que tenía larvas adheridas a la mucosa que cubre el intestino, que al ser retiradas terminaron con el dolor que sufría el paciente.

Los doctores identificaron que las larvas pertenecían a la especie nematodos anisákidos, que pueden alojarse en el intestino humano.

 

La anisakiasis es causada por el consumo de pescado o mariscos crudos o mal cocinados, en los que es fácil que se alojen las larvas de este gusano y aunque es más común que suceda en Japón debido a los hábitos alimenticios, ha habido un aumento en los países occidentales dada la popularidad del sushi.

 

Los especialistas señalan algunas medidas preventivas para evitar el contagio de bacterias y microorganismos a través de carnes crudas contaminadas, entre ellas están:

 

A Congelar el pescado a una temperatura de ­35°C por 15 horas o a ­20°C durante siete días si se va a comer crudo.

 

B No utilizar la misma tabla de cortar para la carne cocida y para la cruda, y desinfectarlas a conciencia con jabón y agua una vez que se terminen de utilizar.

 

C En caso de no cocinar toda la carne, congelar los restos de ésta por al menos 6 horas más.

 

D Para las carnes molidas y los cortes muy cercanos a la superficie, éstos deben ser bien cocinados hasta que obtengan un color marrón, pues las bacterias no tienen la capacidad de penetrar hasta el músculo, por lo que se debe de sellar el exterior.

 

 

 

 

 

Agua Genius, el agua alcalina que mejora tu rendimiento todos los días, quiere estar contigo en el camino a mejorar tu salud y el correcto funcionamiento de tu organismo, evitando enfermedades, incrementando tu calidad de vida y energía, y renovando tu visión sobre la más alta tecnología en innovación de alimentos, déjanos tu correo electrónico y compartiremos contigo más soluciones de bienestar y salud.

 

 


Fuente: Artículo “Advierten de parásitos en el pescado crudo de sushi” de Milenio Diario Digital, consultado el 15 de mayo de 2017, obtenido en http://www.milenio.com/tendencias/sushi-pescado_crudo-riesgos-larvas-anisakiasis-infeccion-milenio-noticias_0_957504434.html
Artículo “¿Cuán seguro es comer carne poco cocida?” de BBC Mundo consultado el 15 de mayo de 2017, obtenido en http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/12/151209_salud_riesgos_comer_carne_poco_cocinada_superbacterias_resistencia_antibioticos_lv